¿Qué es coworking?

Puede ser que últimamente buscas un lugar de trabajo que tenga todo lo que necesitas y ser tu propio jefe ya sea porque eres un emprendedor, empresario, etc.

Detente a pensar realmente ¿Qué es coworking?, ¿Cómo funciona?, ¿Qué diferencias hay con una oficina compartida o un centro de negocios? Para que tengas una mejor idea COWORKING es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo tanto físico como virtual con el fin de desarrollar sus proyectos profesionales a la vez que fomentan proyectos conjuntos.

¿CÓMO FUNCIONA EL COWORKING?

Es un espacio para que el emprendedor o empresario trabaje en un entorno compartido. Los espacios de coworking deben regirse por una serie de normas de convivencia que permitan que el clima de trabajo sea el adecuado.

En su mayoría se trata de profesionales que no necesitan más que un portátil, un teléfono y una buena conexión a internet para poder realizar su trabajo: programadores, diseñadores, gestores de comunidades online, periodistas, comerciales, consultores, etc.

Trabajar en un espacio de coworking es como trabajar en una empresa, pero en lugar de tener compañeros en diferentes departamentos estás rodeado de profesionales con diferentes capacidades, intereses y redes de contactos. Son como compañeros de trabajo, sólo que en vez de pertenecer a otro departamento están en otra empresa. En un espacio de coworking nadie está obligado a compartir, todos trabajamos en lo nuestro, pero no estamos solos. Compartimos lo que queremos y con quienes queremos.

VENTAJAS DEL COWORKING

• Permite salir al emprendedor de casa a un coste inferior al del alquiler de un local
• Ayuda a sentirte arropado por otros profesionales y dejar de lado la soledad del autónomo
• Mejora la disciplina y fija horarios
• En ocasiones, impulsa nuevos proyectos con otros coworkers (muy importante)

HISTORIA DEL COWORKING

El coworking es, en esencia, una evolución del trabajo colaborativo. El concepto nació en San Francisco en 2005 debido a los cambios en la economía. Como seres humanos, somos sociales; y nuestra economía es cada vez más social, con más contactos, con más interacciones. Gracias a la evolución de internet, somos más productivos que nunca. Una sola persona es capaz de efectuar el trabajo que antes realizaba una empresa.

Hay trabajo, pero cada vez menos empleo: las grandes empresas cuentan cada vez más con plantillas reducidas y externalizan muchos de los apartados de su producción. Cada vez hay más multinacionales de una sola persona. Pequeños equipos pueden hacerle la competencia a grandes compañías. Por estos cambios y por las necesidades de las nuevas microempresas y de los autónomos es precisamente por lo que se está dando la actual explosión del coworking: responde a una necesidad que no estaba cubierta hasta ahora por el mercado.

¿PARA QUIÉN ES EL COWORKING?

El coworking es para personas autónomas y emprendedoras, profesionales del conocimiento a los que solo es suficiente su computadora y celular para llevar a cabo su trabajo y que buscan algo más que una silla, una mesa y una conexión a internet , aunque eso ya lo tenemos en casa, y encima está pagado.

¿Qué no tenemos en casa? La oportunidad de estar con otros profesionales con los que trabajar, que nos hagan ser más productivos y nos ayuden a concentrarnos mejor. ¿Algo más? La difícil, o casi imposible, opción de separar vida profesional y personal, con todas las desventajas que esto conlleva. ¿Más? Un entorno de intercambio y colaboración en el que fácilmente podemos encontrar a alguien con quien resolver una duda, lanzar un nuevo proyecto, invertir en un negocio.

Volver a Blog